Realicé esta serie de pinturas en gran formato, variando en cada cual, el uso de óleo, esmalte sintético, polvo de mármol y papel sobre tela. Los mismos materiales utilizados (en particular el esmalte sintético y el polvo de mármol) y la forma en que los aplicaba (a veces con las manos directamente sobre el lienzo) otorgan a la imagen una carga de expresivo dramatismo y a la vez, una atmósfera fría y distante. El brillo del esmalte, la evidencia de un producto industrial por así decir más bruto; ayudan en el mismo sentido a generar esta atmosfera de frialdad.

La serie muestra dibujos contorneados por una línea controlada y monótona (utilizando óleo y pincel) que conforma un imaginario iconográfico muy directo, de objetos con una fuerte carga simbólica y hasta cierto punto naif o cercanos a la caricatura. Estos dibujos unidos por una línea constante, parecen determinarse en una ronda de sucesos sin origen o fin, entre figuras geométricas que recuerdan flechas, como si fuesen direcciones de fuerza o sentido y que sin apuntar a un lugar en común, refuerzan cierta sensación de caos y vértigo.

Simultáneamente, en un par de obras, estos objetos orbitan alrededor de un cuerpo de ambiguo protagonismo; que en consecuencia de la forma más pictórica y menos gráfica de su ejecución, adquiere un volumen de peso material más concreto, como una presencia que genera contraste con su entorno. Esta forma nos sugiere un órgano interno que se diferencia del contorno delineado de las figuras que la rodean, creando así una riqueza plástica que, quisiera creer, nos lleva a recordar distintas texturas, formas y estados anímicos. El juego de tensión entre el control y el descontrol, lo contenido y explosivo, orgánico y artificial es la base de la propuesta que exploro en esta serie de pinturas.

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle