En estos dibujos, el generar dinámicas es fundamental. Se los podría llamar máquinas, en razón precisamente de que hay algo que está en constante movimiento. Lo que estas máquinas producen es sentido y contrasentidos, y en este balance radica su dinámica. Intencionadamente se busca que los dibujos desafíen tanto al autor como al espectador, evitar  la complicidad con ellos haciéndolos inasibles. Éste movimiento también se genera al hacer chocar lenguajes, textos, clichés, imágenes icónicas, citas y más. Siguiendo la lógica anterior, si los dibujos son una máquina, más específicamente quisieran ser una máquina de conflictos.
La serie se llama Fetiches precisamente porque está compuesta, en buena medida, de objetos comerciales cuyo valor se ha alejado de su origen productivo y de su primaria pretensión, adquiriendo así, valores, significados y precios completamente desbordantes respecto de su origen. Deducido de lo antes dicho, en esta serie comienzo a acercarme más directamente al lenguaje pop.

Mostrar más
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle